Historia del Tarot

La historia del tarot data de los principios del s.XIV. No obstante, desde los orígenes de los tiempos, la humanidad ha tenido la necesidad de predecir el futuro. En siglos pasados, desde la aparición de los primeros neardentales, han tratado de adivinar cómo serian las condiciones climatológicas del día venidero o simplemente si la caza del mañana sería provechosa para la tribu. Para ello, realizaban rituales con piedras y otros utensilios mágicos para así poder adivinar el futuro. Por lo tanto, la adivinación ha estado presente desde los inicios del hombre y seguirá persistiendo mientras nosotros existamos. Por mucho que la racionalidad de la ciencia moderna sea contradictoria a estas artes adivinatorias.

Historia del tarot

Entre todos los juegos de adivinación hay uno que siempre ha tenido favoritismo entre todos los profetas y magos, este es el arte de las cartas o naipes. Y con diferencia el preferido desde el principio ha sido el tarot. La historia de las cartas del tarot siempre ha sido borroso y confuso, en primera instancia se cree que tiene origen gitano aunque no hay información del todo relevante al respecto. Por lo tanto, sus orígenes habría que buscarlos en territorio árabe. Concretamente, hablaríamos de un tarot originado en Egipto.

En el siglo XIV aparecen las primeras cartas de tarot reconocidas llamadas “naip“. Dónde por primera vez la simbología de los arcanos mayores se ve representada. En el siglo XV parece resurgir con más fuerza y es dónde encontramos los primeros indicios de su existencia como las conocemos hoy en día. En aquel entonces el obispo Lope Barrientos publica su primer tratado en artes adivinatorias el Tratado de las especies de Divinación. Pero no es hasta el siglo XVIII cuando nace el predilecto y conocido por todos Tarot de Marsella, grabándose en planchas de madera.


Artículos Relacionados



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *